AUGC da ideas para reducir la siniestralidad en las carreteras


La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) a nivel nacional y provincial ha hecho una serie de propuestas a la Dirección General de Tráfico y la Jefatura Provincial para reducir la siniestralidad en diferentes carreteras. Una de ellas consiste en tener flexibilidad para hacer controles de alcohol y drogas en diferentes lugares, no siempre en los mismos enclaves, así como hacer con más frecuencia informes sobre el estado de las vías y su señalización, sobre todo en aquellas que concentran más accidentes.

Uno de los planteamientos consiste en contrarrestar el significativo descenso de agentes de la Guardia Civil de Tráfico en carretera. Según AUGC, en toda España había unos 11.000 efectivos en 2010. Actualmente, esa cifra se ha reducido a 8.500. Y en estos momentos, el déficit en Canarias se sitúa en alrededor de 70.

La Asociación señala que esa medida hay que adoptarla por vía de urgencia, porque la labor preventiva de las patrullas ayuda a reducir malos hábitos al volante.

Otra de las ideas puestas sobre la mesa consiste en tener mayor capacidad de sorpresa a la hora de establecer controles de drogas y alcohol.

Por eso es clave tener más flexibilidad para elegir los puntos donde se hacen tales intervenciones. AUGC aboga por la instalación de radares móviles en las carreteras donde haya tramos de concentración de accidentes.

El secretario general de AUGC en la provincia recuerda que, antiguamente, se hacían más informes sobre las vías y las señalizaciones de las mismas. Para la Comisión de Tráfico de la Asociación es muy importante llevar a cabo con más frecuencia tales estudios, sobre todo en aquellas carreteras donde hay más accidentes.

El acceso a determinadas autopistas o carreteras secundarias de animales es otro problema que puede causar siniestros. Por ese motivo, AUGC defiende un sistema que vallado que evite esas situaciones.

La presencia de ciclistas en algunas vías es una realidad cada vez más frecuente. En la Asociación Unificada de la Guardia Civil abogan por que algunas de esas carreteras sean "preferentes" para dichos deportistas, a través de una normativa adecuada.

A nivel laboral se defiende que exista una bolsa de trabajo para aquellos agentes que voluntariamente deseen trabajar en algunas jornadas con mayor intensidad de circulación a cambio de cobrar horas extras. Explica que en algunas zonas las operaciones "salida" y "regreso" se cubren con muy pocos guardias.

La Asociación también critica el establecimiento de las patrullas "unipersonales", aquellas en las que, por ejemplo, un único agente está a cargo de un coche con radar, puesto que eso no es seguro para el resto de usuarios ni para el propio funcionario.

Fuente: El Día

Entradas asociadas