Indumentaria para industria alimentaria: prendas y EPI claves


La industria agroalimentaria es ya el primer sector industrial en facturación en España y es un gran foco de creación de empleo. Teniendo en cuenta los datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, “en la actualidad el sector da empleo a 354.000 personas, lo que supone que 1 de cada 5 personas que trabaja en la industria lo hace en empresas del sector alimentario”. Este tipo de trabajo no está exento de riesgospara los empleados que operan en el sector. Para que este empleo sea de calidad, la indumentaria para la industria alimentaria tiene que estar perfectamente adaptada con el objetivo de proteger a los trabajadores.

¿Qué empresas pertenecen al sector agroalimentario?

Dentro de la clasificación del Instituto Nacional de Salud e Higiene en el Trabajo encontramos todo tipo de fábricas de alimentación: industrias cárnicas, actividades ligadas a la pesca, productores y conservadores de frutas y verduras, empresas de procesado de cereales, productores de leche y otros lácteos, fábricas de galletas o masa, fábricas de chocolate y repostería, industrias de producción y refinado de azúcar y fábricas de aceites y grasas. Por supuesto, las fábricas de bebidas también están incluidas dentro del sector como por ejemplo los productores de cerveza o de otro tipo de bebidas destiladas o no.

Las industrias agroalimentarias comparten herramientas, técnicas de elaboración y preservación de productos y procesos de empaquetado final. Por ello, muchos de los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores son compartidos. El vestuario laboral para empresas de alimentación desempeña aquí un papel fundamental para proteger a los empleados.

¿Qué prendas integran la indumentaria para la industria alimentaria?

Las siguientes prendas forman parte de la selección de ropa de protección para empleados de fábricas de alimentos:

1. PIJAMA DE TRABAJO SIN BOLSILLOS NI BOTONES Y ADAPTADO A LA TEMPERATURA

Generalmente de color blanco, el pijama de trabajo para la industria alimentaria suele estar compuesto de una camisola junto con un pantalón de trabajo. La particularidad de estas prendas es que no tienen botones ni bolsillos o aberturas externas para así evitar enganches con maquinaria o con la propia producción.

Un riesgo ligado a las industrias alimentarias es la exposición a temperaturas extremas de frío o de calor. Muchos trabajadores se enfrentan a tareas en cámaras frigoríficas que pueden estar a temperaturas incluso inferiores a -18 ºC. En estos casos, es necesario contar con prendas de abrigo en el uniforme de estos trabajadores.

Pero, bien es cierto que, por otro lado, muchos procesos de horneado y cocción de alimentos exponen a los trabajadores a un exceso de calor radiante y húmedo.

2. DELANTAL IMPERMEABLE PARA TRABAJAR EN CONDICIONES HÚMEDAS

En la industria agroalimentaria no es extraño trabajar rodeado de humedad en los procesos de manipulación de alimentos. Por ello, como protección extra, los trabajadores suelen utilizar delantales para sus tareas. El delantal impermeable de PVC es una pieza clave en el uniforme de trabajo.

No es el único momento en que un empleado se expone a líquidos: también están en contacto con productos químicos tóxicos, sobre todo en la limpieza de equipos y maquinaria. En estos casos, los EPI son fundamentales para proteger al empleado.

3. CALZADO DE SEGURIDAD CON SUELA ANTIDESLIZANTE

Los resbalones y caídas son una de las principales causas de accidentes en las fábricas de alimentación ya que los trabajadores operan en un entorno altamente húmedo. En este sentido, el calzado de seguridad se torna clave en la prevención.

4. EPI PARA PROTEGER LOS BRAZOS: GUANTES DE SEGURIDAD

Junto a los resbalones, los cortes o lesiones producidas por herramientas de trabajo es la otra gran causa de accidentes en este tipo de fábricas. Por ello, los guantes de seguridadson una parte muy importante de la indumentaria para la industria alimentaria. No dudes en consultar nuestra guía sobre guantes de seguridad para elegir los que mejor se adaptan al tipo de trabajo.

5. AURICULARES PARA EVITAR PROBLEMAS DE AUDICIÓN

En la producción de alimentos y bebidas los trabajadores están en contacto continuo con maquinaria que genera un exceso de ruido que, en ciertos casos, puede terminar generando lesiones en los oídos. Los auriculares antiruido son entonces un elemento de protección esencial que debe formar parte de la indumentaria para la industria alimentaria.

6. SEGURIDAD PARA PROCESOS DELICADOS CON MASCARILLA Y GAFAS DE PROTECCIÓN

La mascarilla y las gafas de protección vitales en ciertas tareas ligadas a la industria agroalimentaria. Por ejemplo, las gafas de seguridad serán de gran utilidad en el tratamiento y corte de carne para proteger los ojos. Por otro lado, el uso de mascarillas es primordial en la aplicación de plaguicidas y también como protección frente al polvo de cereal, muy presente en su procesado.

7. GORRO DE REDECILLA PARA GARANTIZAR LA HIGIENE DE LOS ALIMENTOS

Hasta ahora hemos dado un repaso a las prendas que protegen al trabajador de los elementos externos, pero no nos podemos olvidar de mantener unas condiciones de higiene y limpieza óptimas en la fabricación de alimentos. Por ello, es necesario que los trabajadores utilicen gorros de redecilla para evitar que el pelo entre en contacto con los alimentos o bebidas.

Si es necesaria aún una mayor protección, también existen las capuchas blancas, utilizadas en casos en que la seguridad requerida es máxima.

En general, estas prendas y EPI son los elementos básicos que deben componer la indumentaria para industria alimentaria. Por supuesto, los uniformes para fábricas de alimentación deberán adaptarse a cada industria y tarea específica del empleado.


Fuente: Prevencionar

Entradas asociadas
Entradas recientes